Archivo de la etiqueta: TARTA SALADA

TATIN DE TOMATES CON SABLÉ DE PARMESANO

Esta tarta salada es deliciosa, siempre que la he hecho ha tenido mucho éxito. También se puede hacer con tomates naturales de pera, pero he probado de las dos maneras y, para mi gusto, queda mejor con los tomates pera de lata. No es complicada porque se pueden tener algunos pasos preparados del día anterior.

IMG_2152

IMG_2153

IMG_2154

Ingredientes:

  • 2-3 kg de tomates de pera en lata
  • 3 tomates grandes maduros
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 2 dientes de ajo
  • Romero,laurel y tomillo
  • Aceite (justo que cubra el fondo de la cazuela)
  • Sal y pimienta

Masa sablé de parmesano:

  • 140 gr de harina
  • 60 gr de parmesano rallado
  • 100 gr de mantequilla en pomada
  • 1 yema
  • 1 cucharada de agua
  • (no hace falta sal porque el queso lleva)

Procedimiento:

Escurrir lo tomates. Yo los he tenido toda la noche para que escurran bien todo el líquido.

Confitar los tomates: Poner lo tomates al fuego con el aceite, el azúcar, los ajos pelados y picados, el romero, el laurel y el tomillo. Cocer a fuego lento hasta que se evapore el líquido, debiendo de quedar los tomates enteros. Yo los tengo casi dos horas, una tapados y después destapado. Retirar las hierbas y enfriar. Poner en un colador para escurrir.

IMG_2126

IMG_2128

Cortar los tomates naturales en rodajas finas.

Preparar la masa sable de parmesano: Poner la harina y el queso en fontana (como un volcán). Poner el resto de los ingredientes en el centro y trabajar con la cuerna o con las manos hasta que se formen unas migas. Dar forma de bola con la mano. Dejar reposar en la nevera ½ hora. En la thermomix: Añadir todos los ingredientes en este mismo orden y mezclar 15 seg, vel. 6. De esta forma no importa que la mantequilla no esté en pomada, puede ser recién sacada de la nevera.

Engrasar un molde genovés (molde no desmontable para tartas) de 24-26 cm. Forrar con las rodajas de tomate natural las paredes y la base del molde. Rellenar con los tomates de pera confitados.

Estirar la masa y cubrir el molde doblando los bordes hacia dentro. Dejar enfriar durante 10 minutos en la nevera. Hornear unos 30 m.a 180º. Desmoldar tibio. Se debe consumir en el día pero los tomates se pueden dejar confitados el día anterior. La masa también se puede tener preparada con antelación el día que se vaya a consumir, se monta y se hornea. Se puede tomar tibia o fría.

QUICHE LORRAINE

Volver a índice

Historia

INGREDIENTES MASA:

  • 280 gr de harina
  • 120 gr de mantequilla blanda
  • 100 ml de agua muy fría
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar

INGREDIENTES RELLENO:

  • 150 gr de queso enmental
  • 150 gr de jamón de York o de lacón
  • 4 huevos grandes
  • 300 ml de nata líquida
  • Una pizca de sal
  • pimienta blanca y nuez moscada recién ralladas

PARA HACER LA MASA:

Mezclar la harina con la mantequilla y la sal pero sin amasar, tiene que quedar con una consistencia arenosa. Añadir el agua y formar una bola compacta pero que no se peque a las manos. Dejar reposar un rato en la nevera dentro de una bolsa de plástico para que no haga costra. Con esta cantidad salen dos moldes de quiche. Con la que sobre se puede congelar y queda perfecta.

Estirar la masa finita con el rodillo y ponerla sobre el molde (desmontable) dejándola muy holgada porque con el reposo tiende a encoger. Pegarla muy bien a todo el borde apretándola con los dedos y humedeciendo un poco para que se pegue bien. Pinchar la base y los bordes con un tenedor varias veces. Poner el horno a calentar y mientras se calienta poner el molde con la masa en el congelador. Hornearla a 180º hasta que los bordes estén un poco doraditos. No cozáis demasiado la masa porque para que esté buena se tiene que quebrar en la boca y si se pasa de tiempo se endurece.

 

 

RELLENO:

 

Rallar el queso o comprarlo ya rallado, picar el jamón en trozos pequeñitos. Batir los huevos con la leche, la nata y las especias. Añadir el queso y el jamón y volcarlo sobre la base prehorneada. Cocer a 180º en el horno hasta que cuaje, comprobar pinchándolo. Si el horno no tiene aire caliente, hornear a 190-200º.

 

Se come recién hecha, pero templadita. Se pueden variar los rellenos, con otros ingredientes: espárragos, espinacas con gambas, cebolla pochada y queso…etc.