Archivo de la etiqueta: pollo

MUSLITOS DE POLLO CARAMELIZADOS AL CURRY

Volver a índice

INGREDIENTES:                 

  • 8 muslitos de pollo
  •  3 zanahorias
  •  3 pimientos verdes
  • 1 cebolla
  • 1 tomate pequeño
  • 2 cucharadas de curry
  • Harina
  • 200 gr de azúcar
  •  500 gr de patatas
  • Un vaso de agua
  •  Aceite de oliva
  • Sal

PREPARACIÓN:

Poner en una cazuela un vasito de aceite de oliva, la cebolla picada, el tomate rojo pelado y cortado en pequeños dados, los pimientos verdes sin tallos y cortados en trozos grandes. Sazonarlo todo con sal y saltéalo a fuego mediano, moviendo las verduras con una espumadera. Cuando hayan pasado 10 minutos, incorporar los  muslitos sazonados también con sal.

Dorarlos ligeramente y espolvorear el curry sobre ellos. A continuación bajar el fuego y tapar la cazuela para que se hagan con el jugo de las verduras y un vasito de agua.  Cuando estén tiernos, sacarlos a una fuente y dejarlos que se enfríen un poco. Comprueba que la salsa está en su punto de sal y no la tritures.

Retirar la piel de los muslitos y pasarlos por harina y freírlos en abundante aceite de oliva caliente, pero sólo el tiempo necesario para que se doren. A continuación ponerlos a escurrir sobre un papel absorbente. Pelar las patatas, cortarlas en dados y freírlas en aceite muy caliente hasta que se doren. Después bajar el fuego para que se queden blanditas por dentro.

Poner las patatas en la salsa que ha quedado en la cazuela y, justo antes de servir, calentarlas a fuego suave. Hacer un almíbar con el agua y el azúcar y dejarlo cocer hasta que el azúcar empiece a caramelizarse (ponerse color dorado suave). Coger los muslos por el hueso y bañarlos en el caramelo y colocarlos encima de un plato previamente untado con aceite. Añadirlos a la cazuela con la salsa caliente y dejarlos durante tres o cuatro minutos. Servir inmediatamente.

POLLO EN PEPITORIA

volver a índice

INGREDIENTES:

  • 1 Pollo en trozos pequeños
  • 6 cucharadas de aceite
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de harina
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de agua o caldo
  • 3 huevos duros
  • 10 almendras tostadas
  • 2 dientes de ajo
  • Unas hebras de azafrán y sal

PROCEDIMIENTO

Comprar el pollo ya troceado en pedazos pequeños. Sazonarlo y dorarlo en el aceite en una sartén

Ponerlo en una cazuela. En el aceite sobrante rehogar la cebolla picada y un par de dientes de ajo picados también. Cuando empiecen a tomar color, añadir una cucharada de harina, mover sobre el fuego para que se haga y mojar con el vaso de vino blanco y el caldo. Dar un hervor y pasar por el chino y sobre los trozos de pollo, dejándolos cocer lentamente durante una hora o hasta que el pollo esté tierno.

Machacar en un mortero las tres yemas de huevo duro, el azafrán y las almendras. Desleír con un poco de caldo y añadir al guiso cuando el pollo esté bien hecho. Dejar cocer un poco, comprobar el punto de sazón y, cuando todo esté en su punto, servir acompañado de pan frito o arroz blanco. Espolvorear con clara de huevo duro picada y perejil picado. Se conserva hasta tres días en la nevera