Archivo de la etiqueta: masas

MASA PARA PIZZA

Esta es la masa más básica de la pizza. La auténtica no lleva leche como en algunas recetas. Es sólo harina, agua, un poco de aceite, levadura prensada fresca y sal.

Ingredientes:

200 ml de agua

50 ml de aceite

400 gr de harina de fuerza

10 gr de sal

20 gr de levadura prensada fresca de pan

Procedimiento:

Poner la harina con la sal en un recipiente hondo, hacer un hueco en el centro e introducir el agua tibia en la que habremos disuelto la levadura. El agua no debe de estar demasiado caliente, a 50º la levadura se muere y no haría su efecto. Para que os hagáis una idea: la misma temperatura de vuestro dedo cuando lo introduzcáis en el agua no tenéis que notar diferencia.

Con una cuchara de palo se va mezclando todo hasta hacer una bola que pasaremos a la encimera y amasaremos 3 minutos o 5 hasta que obtengamos una masa suave y manejable, si es necesario nos ayudamos con un poco más de harina. Dejar fermentar en un recipiente tapado con un plástico para que no le de el aire por ningún sitio (yo le pongo una bolsa del super con las asas metidas debajo del recipiente) Dejar en un sitio cálido y libre de corrientes hasta que doble su volumen. Luego ya se puede utilizar.

Los que tengáis amasador o thermomix, seguir las instrucciones del libro básico.

PASTA QUEBRADA TRADICIONAL

Esta masa es muy básica en cocina, tanto para dulce como para salado. Es muy fácil de preparar y si tenéis Thermomix más fácil todavía. Yo os lo voy a poner de las dos maneras. También os voy a decir como hornear esta masa y también la masa sablé.

Aunque en la receta de algunas quiches ya lo he explicado, me gusta también tener un apartado donde aparezcan todas las masas y así lo podéis buscar mejor.

La masa quebrada es menos delicada que la sablé ya que lleva menos cantidad de mantequilla por harina. La sablé siempre lleva doble peso de harina que de mantequilla y menos agua. Ver masa sablé

Ingredientes:

  • 300 gr de harina normal
  • 125 gr de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de azúcar ( o dos si se quiere para dulce)
  • 100 ml de agua fría

Con estas cantidades os salen dos tartaletas de 24-25 cm de diámetro. Esta masa se puede congelar bien envuelta en film y mejor aplastada que en en forma de bola, de esta manera se descongela antes. En la nevera os dura una semana perfectamente, eso sí, bien envuelta. Yo cuando la hago siempre hago de más para tener siempre en el congelador y poderla utilizar en cualquier momento.

Preparar la masa poniendo la harina en forma de volcán en la encimera, y dentro del volcán  la mantequilla en pomada en trocitos, el azúcar, la sal y  el agua. Ir mezclando desde fuera hacia dentro hasta formar unas migas. Unir con la mano bien toda la masa para que quede todo bien integrado, pero sin amasar. Dejar en la nevera ½ hora más o menos en vuelta en papel film. En thermomix poner todos los ingredientes en el vaso y mezclar 15 segundos en velocidad 6. Sacarla del vaso y unirla bien con las manos.

Sacar la masa de la nevera y estirarla con el rodillo hasta dejarla más o menos de 2 ml. Cubrir con ella el molde redondo, sellar bien los bordes con agua para que se queden muy bien pegados y meterla en el congelador todo el tiempo que tarda en calentarse el horno a 180º. Pincharla con un tenedor por varios sitios (para que no se ahueque al cocer) y ponerla en el horno hasta que esté doradita. Esto se llama hornear en “blanco”. Hay gente que la suele hacer forrandola con papel de aluminio y  rellenándola de garbanzos hornearla un rato, luego los quitan y se vuelve a hornear otro rato ya sin el papel y sin los garbanzos, pero esto es una forma un poco antigua y engorrosa y la masa tiende a endurecerse. Haciéndolo como os he explicado queda perfecta y es mucho más fácil. Probarlo.

 

MASA DE HOJALDRE

PANECILLOS MINI

Ingredientes:

Masa de pan básica y fácil y rápida:

  • 300 ml de agua tibia
  • 500 gr de harina de fuerza
  • 15 gr de levadura prensada fresca
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal

Mezclar bien la levadura en el agua tibia (37º). Poner la harina con la sal y el azúcar mezclados en un recipiente hondo, hacer un hueco en el centro e incoporar el agua con la levadura. Mezclar con una cuchara de madera hasta que adquiera una consistencia que se pueda pasar a la encimera, siempre ayudándonos con un poco de harina, y amasar hasta conseguir una masa firme y suave a la vez. Dejar elevar en un sitio fuera de corrientes de aire y tapada con un plástico, hasta que doble el volumen (1ª fermentación). Juntar la masa con las manos y con la encimera enharinada estirarla con un rodillo en un rectángulo y cortar tiras de 4 cm de ancho y cada tira en trozos también de 4 cm. Precalentar el horno a 50º. Cuando adquiera la temperatura, apagarlo e introducir la bandeja con los panecillos. De esta forma en 1/2 hora aprox. doblarán su volumen. Antes espolvorearlos con harina ayudándonos con un colador. Cuando hayan subido sacar la bandeja del horno y calentarlo a 200º, meter de nuevo  la bandeja y hornear hasta que estén ligeramente dorados (poco). Para que queden más crujientes es conveniente pulverizarlos con agua a media cocción.

Aquí están fermentados

Aquí están horneados!!! Una delicia, recién horneados y un poco templaditos y con un buen jamón…buena opción para los partidos. Perderle miedo a las masas, ¡no son para tanto y de verdad que merecen la pena!

Ya sabéis ¡¡todo más fácil si se dispone de thermomix u otro amasador!!. La receta sería la misma pero siguiendo las instrucciones de amasado del aparato en cuestión…

PAN DE MOLDE

volver a índice

CUANDO PROBÉIS ESTE PAN…NO OS VA A GUSTAR OTRO, ANIMAROS NO ES TAN COMPLICADO Y EL RESULTADO MERECE LA PENA. ADEMÁS LO PODÉIS CORTAR A LO LARGO PARA ENROLLARLO O MIL COSAS MÁS…

Ingredientes:

  • 150 ml de agua
  • 150 ml de leche
  • 25 gr de mantequilla
  • 15 gr de levadura fresca de pan
  • 525 gr de harina de fuerza
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal

Procedimiento:

Disolver bien la levadura con los líquidos (tienen que estar a temperatura 37º, tibios, como la temperatura de los biberones de los niños)

Añadir el azúcar y la mantequilla derretida y mezclar bien. Hacer un volcán con la harina mezclada con la sal y poner en el medio los líquidos. Ir mezclando desde fuera hacia dentro hasta que la harina quede bien incorporada. Amasar sin golpear unos minutos hasta que veáis que la masa queda suave y no se pega a las manos. Ponerla en un recipiente hondo y taparlo con una bolsa de plástico, dejando las asas de la bolsa metidas debajo del recipiente (esto es para que no pierda humedad). Ponerlo en algún lugar cálido, lejos de corrientes de aire, hasta que doble su volumen.

Juntar la masa con las manos y ponerla en el molde (tipo cake) yo lo he hecho en un molde especial con tapa. Dejar subir la masa de nuevo hasta que alcance el borde el molde. Hornear a 200 más o menos media hora, dependiendo del tipo de horno. Para saber si está en su punto, podemos dar unos golpecitos (sin quemarnos) en la base el molde y, si suena a hueco es que ya está. También se puede pinchar con una aguja larga y, si sale caliente y no mancha, está listo.

Con thermomix: poner los líquidos y la mantequilla en el vaso y programar 37º 2 minutos vel. 2. La mantequilla se tiene que derretir. Añadir la levadura y el azúcar y mezclar en vel. 4 unos segundos. Incorporar la harina con el azúcar y la sal y programar 10 seg. Vel 6, a continuación poner 3 min. Velocidad espiga. Se puede dejar fermentar dentro del vaso tapado con dos trapos de cocina gordos, tarda más o menos ¾ de hora. Para los siguientes pasos el procedimiento es el mismo.