Archivo de la etiqueta: mantequilla

SNAILS

Este bollo de masa fermentada hojaldrada es exquisito, un poco laborioso y para iniciados en las masas, pero merece la pena porque el sabor y la textura es espectacular. Para tomar de merienda y desayuno. La receta me la han facilitado unas amigas, pero no he conseguido averiguar la procedencia de este maravilloso bollo. Se llaman “snails” porque tienen forma de caracol. Aunque se asemeja en el aspecto a la ensaimada, no tiene nada que ver, porque este utiliza mantequilla en lugar de manteca y la masa una vez cortada en rectángulos de 5 cm por 25 de largo se enrollan sobre si mismos para posteriormente realizar otro rollo como se ve en la foto.

Para 4 snails (4 personas cada uno):

  • ¼ l de leche
  • 100 gr de azúcar
  • 75 gr de mantequilla
  • 4 yemas
  • 2 huevos
  • 30 gr de levadura fresca
  • Ralladura de limón
  • Vainilla en polvo
  • 600 gr aprox de harina de fuerza

Para el glaseado:

200 gr de azúcar glas

1 clara de huevo o 60 gr de jarabe de glucosa

El zumo de ½ limón.

Procedimiento:

Hacer una masa con todos los ingredientes excepto la mantequilla. Tiene que quedar una masa suave pero que no se pegue a las manos, si es necesario, al trabajarla untarse las manos con aceite de girasol. Dejarla reposar tapada con un plástico hasta que doble su volumen.

Con la mantequilla proceder al hojaldrado de 3 vueltas simples. Una vez finalizada la última vuelta dejarla reposar tapada unos 10 minutos para que se relaje la masa y estirarla hasta dejarla de ½ cm de grosor. Cortar tiras de 5 cm de ancho por 25 de largo aproximadamente. Enrollarlas sobre si mismas y luego enrollarla como si de una ensaimada se tratara. Dejarla subir en un lugar fuera de corrientes (en el horno apagado, por ejemplo) hasta doblar de nuevo el volumen. Hornear a 180 hasta que estén dorados.

Mientras se hornea se prepara la glasa con el azúcar glas, la clara de huevo y el zumo de limón, mezclándolo todo muy bien. No tiene que quedar muy clara para que no se escurra por el bollo. Dejar que se enfríen.

 

BAKLAVAS – PASTELITOS ÁRABES

Ingredientes:

  •  250 gr de pasta filo
  •  125 gr de mantequilla sin sal
  •  125 gr de pistachos pelados
  •  70 gr de nueces
  •  70 gr de almendras
  •  Azafrán

Para el almíbar:

  •  2 tazas de azúcar
  •  1 taza de agua
  •  2 cucharadas de zumo de limón
  •  3 cucharadas de agua de azahar
  •  3 cucharadas de miel

Procedimiento:

Elaborar el almíbar: Poner en un cazo el agua con el azúcar y el zumo de limón. Dejar hervir 15 minutos. Añadirle el agua de azahar y la miel moviendo hasta que esté todo disuelto.

Derretir la mantequilla con el azafrán.

Se colocan las hojas de pasta filo unas sobre otras pincelándolas cada vez con la mantequilla y alternando capas con picadillo de los frutos secos. En total 8 o 10 hojas.

Cortar en cuadrados de 5 cm y darles forma de triángulo, libro o doblando las cuatro esquinas. Ponerlos en la placa del horno encima de papel antiadherente y hornear unos 10 minutos hasta que estén un poco doraditos, pero no mucho.

Bañarlos en el almíbar un poco caliente, escurrirlos sobre una rejilla e incorporar los pistachos picados encima para que queden pegados.
Dejar reposar unas horas antes de comerlos. Se conservan varios días en una lata o caja de cartón.

BATTENBERG CAKE – Se me fue la olla a Inglaterra

Este pastel no puede faltar a la hora de un buen té en Inglaterra pero su origen es alemán. Era el preferido de Beatriz la hija de la reina Victoria Eugenia de Battenberg. 

PASTA SABLÉ

Volver a índice

Ingredientes:

  • 200 gr de harina
  • 100 gr de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharada sopera de agua fría
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar

Procedimiento:

Preparar la masa sablé  poniendo la harina en forma de volcán en la encimera, y dentro del volcán el huevo la mantequilla en pomada en trocitos, el azúcar, la sal y la cucharada de agua. Ir mezclando desde fuera hacia dentro hasta formar unas migas. Unir con la mano bien toda la masa para que quede todo bien integrado, pero sin amasar. Dejar en la nevera ½ hora más o menos en vuelta en papel film. En thermomix poner todos los ingredientes en el vaso y mezclar 15 segundos en velocidad 6. Sacarla del vaso y unirla bien con las manos.

Sacar la masa de la nevera y estirarla con el rodillo hasta dejarla más o menos de 2 ml. Cubrir con ella el molde o los moldecitos pequeños, sellar bien los bordes con agua para que se queden muy bien pegados y meterla en el congelador todo el tiempo que tarda en calentarse el horno a 180º. Pincharla con un tenedor por varios sitios (para que se ahueque al cocer) y ponerla en el horno hasta que esté doradita.

Esta masa sirve también para hacer la quiche y se puede hornear todo a la vez, con el relleno dentro (ver en receta quiche). Es una variedad de la masa quebrada, sólo que ésta no suele llevar huevo y es más delicada. Acordaros que suele ser siempre el doble de cantidad de harina que de mantequilla y muy poca agua, y poniendo azúcar y sal queda muy neutra pudiéndose utilizar tanto para dulce como para salado. Congela perfectamente y en la nevera aguanta hasta una semana, eso sí, siempre bien envuelta en film.

TARTA TATIN DE MANZANA

Volver a índice

INGREDIENTES:

Para la pasta quebrada: (también se puede utilizar masa sablé)

  • 280 gr de harina
  • 125 gr de mantequilla que no esté muy fría
  • 1 pizca de sal
  • 1 o 2 cucharadas de azúcar
  • 100 ml. de agua.
  • 200 gr de azúcar
  • 1 kg aprox. de manzanas golden

Mezclar la harina con la mantequilla, el azúcar y la pizca de sal hasta que tenga una consistencia arenosa. Incorporar el agua helada y amasar muy poco, lo suficiente para formar una bola. Dejarla reposar en la nevera metida en una bolsa de plástico.

Caramelizar un molde de tarta redondo (QUE NO SEA DESMONTABLE) y dejarlo enfriar.

Pelar y cortar las manzanas en 4 trozos y disponerlas armoniosamente en el molde caramelizado (haciendo círculos y rellenado muy bien todo el molde con los trozos de manzana. Se puede poner con las manzanas trocitos de mantequilla entre ellas y así está más rica. También se pueden dorar en el caramelo junto con la mantequilla unos minutos. Yo lo hago des las dos formas y está igual de buena, si tengo prisa las pongo directamente en el molde caramelizado.

Estirar con el rodillo la masa quebrada y cubrir con ella el molde, metiendo bien los bordes de la masa dentro del molde (que toque las manzanas).

Hornear a 180º hasta que la pasta esté dorada. Dejar enfriar un poco y volcarlo con cuidado sobre una fuente.