Archivo de la etiqueta: carne picada

FIAMBRE DE TERNERA TRUFADO

volver a índice

Ingredientes:

  • 1kg de carne de ternera picada
  • 2 huevos
  • ½ vasito de jerez
  • Sal y pimienta
  • 2 trufas negras con el líquido que traen en el bote
  • Un poco de pan rallado
  • 200 gr de bacon en cuadraditos (lo venden ya así envasado)

Para la salsa:

  • 2 chalotas
  • 6 champiñones grandes
  • 2 trufas negras
  • 100 g de nata
  • Aceite de oliva
  • Sal

Procedimiento:

En un recipiente hondo mezclar la carne con los huevos, la sal, la pimienta, el vino, el bacon y las trufas cortadas pequeñitas junto con su jugo. Mezclar muy bien con la mano para que todo quede bien integrado y añadir pan rallado (poco) hasta ver que la mezcla no se queda pegada a las manos. Es mejor dejarlo toda la noche en la nevera tapado, pero no indispensable.

Engrasar un molde tipo cake y espolvorearlo con pan rallado de manera que quede bien cubiertas las  paredes y el fondo (esto es para que no se pegue).

Poner en el horno a 200 durante una hora más o menos. Cuando la parte de arriba empiece a tostarse taparla con un trozo de papel de aluminio para que no se reseque. Sacarlo del horno y sin sacarlo del molde dejarlo enfriar poniendo unos pesos encima para que el fiambre quede bien prensado; está bien utilizar unos bricks de leche por ejemplo. Dejarlo así toda la noche. Desmoldarlo y servirlo cortado en rodajas todo lo finas que se pueda sin que lleguen a romperse.

Salsa de trufa: Pelar las chalotas y picar. Limpiar los champiñones. Rehogar las chalotas con un poco de aceite y una pizca de sal, añadir los champiñones y rehogar hasta que se evapore el agua que suelten. Añadir las trufas laminadas, el jugo de trufa y la nata y cocer hasta que reduzca ala mitad del volumen inicial.

Servir la salsa en salsera a aparte. Se puede acompañar de verduras al “dente”, puré de patatas, patatas asadas con la piel…de un montón de formas. Cunde mucho y dura varios días en la nevera. Se puede congelar.

PATATAS Y CALABACINES RELLENOS A LA ANTIGUA

Vover a índice

Ingredientes:

  • Patatas tamaño mediano
  • Calabacines
  • ½ kg de carne de ternera picada
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo
  • 1 vaso de vino blanco
  • ½ cebolla pequeña muy picada (para el relleno de carne)
  • 1 cebolla grande (para la salsa)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Unas hebras de azafrán
  • Harina
  • Agua o caldo suficiente para cubrir hasta la mitad de las patatas y calabacines

Procedimiento:

Mezclar muy bien la carne picada con el huevo, sal, pimienta y la cebolla picada. Reservar

Partir las patatas  por la mitad y con una cucharita vaciadora sacar unas  bolitas de manera que les dejemos un hueco para poner la carne (cuidado no romperlas, dejar por lo menos 1 cm a los lados).

Los calabacines los partimos en trozos (ver foto) un poco gruesos, sin pelar y hacemos lo mismo que con  las patatas.

Rellenamos los huecos de las patatas y los calabacines y pasamos por harina la superficie de la carne para que al freírla se selle y no se salga el relleno y los freímos en el aceite ya caliente, primero por la parte de la carne y luego les damos unas vueltas por el resto sin que se dorén.

Si el aceite se ha quedado un poco sucio lo tiramos y ponemos un poco del nuevo, si tenéis precaución y no se os queda oscuro podéis utilizarlo para realizar la salsa y queda muy bien.

Picamos la cebolla con los dientes de ajo muy menudo y lo ponemos en la cazuela hasta que se quede transparente, incorporamos la hoja de laurel, el azafrán y la cucharada de harina. Le damos unas vueltas e incorporamos el vino. Añadimos las patatas y los calabacines con la carne hacia arriba y de forma que no se den la vuelta. Cubrimos con el agua o caldo hasta la mitad más o menos de las patatas.

Dejamos cocer tapado hasta que las patatas estén tiernas. La salsa tiene que quedar ligada y no muy líquida, si hiciera falta, durante la cocción añadir un poco más de agua o caldo.

A este guiso que se hacía mucho en las casas hace años y se le puede añadir, pimientos, cebolla, tomate, también rellenos con la misma mezcla de carne.

Aunque os parezca algo laborioso si lo hacéis ya veréis como no es tanto y os cunde mucho. Está más bueno si lo dejamos reposar un poco. Como plato único estupendo.