Archivo de la etiqueta: bizcocho clásico

BIZCOCHO DE ARÁNDANOS

El otro día me regalaron unos arándanos y, la verdad, es que no sabía que hacer con ellos en ese momento y lo primero que se me ocurrió fue hacer un bizcocho y, como no tenía muchas ganas de romperme la cabeza, utilicé la clásica receta de bizcocho de yogur y quedó delicioso. Emplee un de mis moldes de Nordic Ware y eso hizo que el bizcocho quedará así de bonito y también me sorprendió lo rico que estaba. A veces no hace falta romperse mucho la cabeza a la hora de preparar algo, con lo más sencillo que consiguen, en ocasiones, resultados sorprendentes.

Ingredientes:

  • Una cajita de arándanos frescos
  • Tres huevos
  • un yogur de limón (o uno normal)
  • dos medidas del envase de yogur de azúcar
  • tres medidas de harina
  • 1 de aceite de girasol
  • 10 gr. de levadura química (royal)

Batir los huevos con el azúcar hasta blanquear. Añadir a baja velocidad el yogur sin dejar de mover. Incorporar la harina tamizada y, por ultimo el aceite en chorrito hasta que esté todo incorporado. Añadir los arándanos y mezclar un poco.

Engrasar el molde, poner en él la mezcla y hornear a 180º durante una hora si es en molde rectangular y 15 minutos menos si es en molde con agujero, como ha sido en este caso. La temperatura del  horno, ya os he dicho muchas veces, que es aleatoria, pues cada horno es un mundo, por eso es importante conocer nuestro horno.

MAGDALENAS DE FRUTOS ROJOS

MAGDALENAS DE FRUTOS ROJOS

Esta es la misma receta del post de “magdalenas clásicas”, sólo que a estas les he añadido los frutos rojos. En realidad los muffins no son otra cosa que magdalenas, aunque los muffins suelen llevar mantequilla en lugar de aceite. En este caso les he puesto aceite de girasol porque al llevar los frutos rojos el de oliva les comería un poco el sabor. Eso sí, las magdalenas clásicas con aceite de oliva virgen extra son exquisitas y mucho más sanas que con mantequilla. Lo que es muy importante es que el horno no sea de aire para que no tumbe el “copete”, por que la auténtica magdalena debe de llevarlo. Si seguís al  pie de la letra la receta, os garantizo el éxito.

Ingredientes:

  • 200gr huevos.
  • 200gr aceite de girasol
  • 125gr leche
  • 300gr de harina floja.
  • 15 gr de levadura royal.
  • 200gr azúcar normal.
  • Aromatizar con limón,vainilla choco…

Procedimiento:

Batir bien los huevos con el azúcar y la leche durante cuatro minutos a marcha rápida con las varillas eléctricas.

Añadir la harina con la levadura y batir otros dos minutos. Incorporar el aceite y batir otros dos minutos a la misma velocidad.

Llenar las cápsulas para magadalenas  por la mitad o un poquito más. Introducir los frutos rojos.

Dejarlas reposar tapadas con un trapo para que gasifiquen durante 1/2 hora mínimo, mejor si es una hora. Se pueden dejar así en la nevera de un día para otro.

Calentar el horno a 220 arriba y abajo. No poner aire porque éste hace que las magdalenas no suban con “copete”. Cuando el horno haya adquirido esa temperatura meterlas y dejarlas hasta que suban y al pincharlas la aguja salga seca, aproximadamente 10 minutos. 

MAGADALENAS FRUTOS ROJOS 2

 

BIZCOCHO CLÁSICO DE LIMÓN GLASEADO

volver a índice

Ingredientes:

  • 125 ml de leche entera
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 3 huevos
  • 200 gr de azúcar
  • 250 gr de harina
  • 3 gotas de esencia de limón
  • 1 sobre de levadura Royal o similar
  • 1 pizca de sal

Glaseado:

  • 125 aprox de azúcar glas
  • 3 gotas de esencia de limón
  • 2 gotas de glicerina (no es indispensable)
  • agua

Procedimiento:

Batir bien la leche con el aceite el azúcar y los huevos.  Incorporar la harina mezclada con la levadura y una pizca de sal.

Poner en un molde previamente engrasado y enharinado y hornear a 150º si es con aire y a 180 con horno tradicional. El tiempo de horneado es aleatorio dependiendo del horno y de la forma del molde. Más o menos 35-40 minutos.

Preparar el glaseado mezclando bien el azúcar glas con la esencia de limón y el agua suficiente para que quede un glaseado espeso. Dejarlo reposar unos minutos y extender sobre la superficie del bizcocho.

En la thermomix: Poner en el vaso la leche, el aceite, los huevos y el azúcar. Batir en velocidad 5 1 minuto. Añadir la esencia de limón. Incororar la harina y la levadura y mezclar 10 segundos vel. 4.