TRONCO DE CHOCOLATE, VAINILLA, GIANDUJA Y BIZCOCHO DE PISTACHO

IMG_5859
IMG_5851IMG_5850
Este tipo de troncos, antes de que existieran los magníficos moldes de silicona, era mucho más complicado realizarlos. La verdad es que ahora existe un abanico de posibilidades tremendo que nos hace más fácil, tanto a los que nos dedicamos profesionalmente como a los aficionados, realizar este tipo de recetas. Los moldes son de la marca SILIKOMART, y se pueden adquirir por internet en La Dulce Encomienda. Además de semifríos, se pueden realizar bizcochos y preparaciones en el horno, tanto dulces como saladas.

IMG_5951

Aunque este tipo de preparaciones lleva muchos pasos, no os asuste, porque todos son fáciles y se pueden ir haciendo en varios días para luego su posterior montaje. Como habréis observado, uno es más grande que otro, el pequeño es el que hará de “núcleo” para nuestro pastel.

Ahora se hace mucho en Navidad, este tipo de troncos, pero la verdad es que a mi no me parecen muy navideños, me siguen gustado más los clásicos, por eso yo los utilizo todo el año, para diversas preparaciones, tanto dulces como saladas.

Primer paso:

Cilindro de gianduja

Para no complicarme mucho, el cilindro de dentro del núcleo lo he rellenado de crema de cacao con avellanas, estilo Nutella, etc, que no deja de ser una gianduja. Para los que no sepáis lo que es os dejo este enlace .  El cilindro lo podéis formar utilizando algún objeto más o menos de ese diámetro, lo forráis con plástico semirígido (acetato), os puede servir una lámina de las que se utilizan para las transparencias, lo venden en las papelerías. Lo pegáis con celo y sacáis el objeto que se haya utilizado como molde y ,de esta forma, ya tendréis otro cilindro de acetato para que lo podáis rellenar y congelar.

Segundo paso:

Bizcocho de pistacho:

Ingredientes:

  • 150 gr de mantequilla
  • 130 gr de pasta de pistacho
  • 20 gr aceite de girasol
  • un poco de colorante verde pistacho
  • 2,5 gr de sal
  • 100 gr de azúcar glas
  • 110 gr de azúcar invertido
  • 200 gr de huevos
  • 165 gr de harina floja
  • 7 gr de impulsor (levadura tipo Royal)

Batir la mantequilla en la batidora con la ayuda de la pala, incorporar el aceite de girasol y la pasta de pistacho con el colorante. Añadir el azúcar y el azúcar invertido, el azúcar glas tamizado y la sal. Incorporar los huevos a temperatura ambiente, poco a poco y, por último, la harina tamizada mezclada con la levadura. Extender en la bandeja del horno en un cm. de grosor. Hornear a 200º durante 7-8 minutos.

Otra versión más fácil es realizar un bizcocho genovés (ver receta) y añadirle un poco de colorante verde y aroma de pistacho. El resultado también es muy bueno.

Tercer paso:

Núcleo de vainilla

Elaborar una crema inglesa con 250 gr. de leche, 120 gr. de yemas y 100 gr.de azúcar,  una vaina de vainilla. Añadirle 4 hojas de gelatina, remojadas y escurridas y mezclar bien. Cuando esté a 30º más o menos incorporar 400 ml. de nata semimontada. Rellenar hasta la mitad el molde pequeño (núcleo), quitar el plástico del cilindro de gianduja y poner encima. Terminar de rellenar el molde con el resto de la mezcla de vainilla. Congelar

Cuarto paso:

Cremoso de chocolate

Elaborar una crema inglesa exactamente igual que en el paso anterior, pero sin añadir la gelatina. En caliente disolver 250 gr. de chocolate 70% cacao, dejar enfriar y, por último 200 gr. de nata semimontada.

Montaje:

Rellenar hasta la mitad el molde grande, desmoldar el núcleo de vainilla-gianduja, congelado y ponerlo encima. Terminar de rellenar dejando un cm. para poner la base del bizcocho de pistacho. CONGELAR.

Como veréis, todo esto se puede ir realizando tranquilamente, poco a poco y tenerlo en el congelador hasta que lo necesitéis.

Cuando este congelado, lo desmoldáis, lo ponéis sobre una rejilla y lo cubrís con el glaseado, os dejo esté del libro de David Pallàs que es muy fácil:

Ingredientes: 

  • 300 gr azúcar (1)
  • 50 gr agua (1)
  • 200 gr nata (1)
  • 100 gr cacao puro en polvo (2)
  • 9 gr de hojas de gelatina (3)
  • 55 gr agua fría (4)

Procedimiento:

Calentamos los ingredientes número 1 hasta los 80º a continuación le añadimos el cacao (2) mezclándolo con túrmix, luego le añadimos las hojas de gelatina (3) previamente hidratadas y escurridas, una vez todo mezclado, le añadimos el agua fría (4). La temperatura ideal de glaseado es a 36º. Poner en la nevera y dejarlo unas horas para que se descongele, antes de tomarlo. En este caso, lo he decorado con crema de castañas que he metido en una manga con boquilla de agujeros para hacer como “espaguetis” o nidos.

Los extremos los he decorado con unas espirales de merengue seco que ya tenía guardado en una lata, de la última vez que los hice, porque se conservan así mucho tiempo.IMG_5851

IMG_5857

IMG_5858

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s