TORTILLA RELLENA DE ESPINACAS CON BECHAMEL


IMG_3642 IMG_3643 IMG_3644

Hoy os traigo una receta, sencilla, pero laboriosa porque hay que hacer varios pasos. Es uno de esos platos de toda la vida, que se pueden hacer como aprovechamiento cuando se nos queda una tortilla un poco seca o nos sobran espinacas a la crema,  y que resulta un “gran plato de pequeños restos”. Eso si, es muy contundente, tomando una buena ración es una comida bien completa. Esta vez, también me había sobrado una buena salsa de tomate que he utilizado para la receta.

Como supongo que todos sabréis hacer una tortilla de patata, no os lo cuento. Lo mismo sucederá con las espinacas a la crema y la salsa de tomate, que cada uno la puede hacer a su gusto, con cebolla, sin cebolla, con pimiento, etc.

Como mejor queda es con dos tortillas o una muy gruesa. Consiste, simplemente, en poner en medio de las dos tortillas una capa generosa de espinacas con bechamel. Encima un poco de salsa de tomate y por último (me había sobrado) cubrirla con una capa de bechamel, queso enmental y ¡al horno! para que esté bien calentita y gratinada.

IMG_3638

IMG_3639IMG_3640IMG_3641IMG_3643

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s